COLECCIÓN DE FICHAS-SALARIO

HISTÓRICA DONACIÓN

Este jueves 13 de agosto, al mediodía, en el Museo Histórico Nacional (Plaza de Armas 951, Santiago), la directora de Bibliotecas, Archivos y Museos, Nivia Palma, recibió de manos de la subsecretaria de Minería, Verónica Baraona del Pedregal, un conjunto de 692 fichas-salario (las más antiguas de 1880) que el ministerio entrega en comodato de 99 años para que a partir de este momento sean custodiadas y exhibidas por la Dibam.

14/08/2009

Fuente: Museo Histórico Nacional

Estas fichas, de un gran valor patrimonial, son significativas por su singularidad y variedad, y fueron emitidas paralelamente a las fichas de las oficinas salitreras, a lo largo y ancho de nuestro país, en las más diversas actividades y rubros vinculados a la minería, haciendas, puertos, casinos, obras viales, baños, piscinas, transportes y clubes, como un medio informal de pago en lugar del dinero oficial.

Antecedentes

Su uso consistía en que los trabajadores y sus familias canjeaban estas fichas en su lugar de trabajo, por mercadería, vestimenta y productos básicos, fundamentalmente alimenticios. El canje se realizaba en la "pulpería", un almacén creado para este fin. Las fichas tenían el nombre del lugar o del establecimiento comercial, la denominación del producto y un valor nominal establecido por la empresa.

Las fichas-salario fueron realizadas en diferentes materiales y uno de lo más utilizados fue la ebonita o caucho vulcanizado. En Chile comenzaron a fabricarse hacia 1880, y uno de los lugares más importantes fue la incendiada "Imprenta y Litografía Universo", de Valparaíso.

En 1924 se promulgó en el Código del Trabajo, que estableció que el pago de salarios se haría sólo con dinero de curso legal. A esto se sumó que, en 1925, se creó el Banco Central de Chile, cuya misión fue convertirse en el instituto emisor del dinero oficial en el país.

Uno de los máximos expertos en el tema es el ingeniero civil industrial Alvaro Orellana, quien llegó a tener una de las más importantes colecciones de fichas-salario no salitreras del país. Actualmente trabaja en la confección del primer catálogo de fichas salario no salitreras. "La práctica de pago con fichas duró hasta 1930 en lugares de muy difícil acceso, como las empresas madereras. Como no había contratos, se anclaba a los obreros a la pulpería, controlada por los dueños. Las fichas de una faena no se recibían en otra y tampoco podían convertirse en dinero de curso legal

Recursos adicionales

Materias: Antropología
readspeaker